María de los Angeles Sacnun cuenta con un apoyo que es un pasaporte sin fronteras en la interna del Frente de Todos. Cristina Fernández les dejó en claro a sus interlocutores en el momento del armado de listas que quiere que siga otro período en el Senado. “El apoyo de Cristina me honra”, le dijo a Suma Política pocas horas antes de la difusión de la foto en la que se la ve junto a la vicepresidenta y a los principales candidatos de la lista Celeste y Blanca. La senadora admite que hubiese sido mejor evitar las Paso en Santa Fe pero confía en que después de la elección se pueda construir la unidad, tal como sucedió en 2019. Y si bien cree que ella estaba en condiciones de encabezar el binomio, asegura que hoy el mejor candidato es Marcelo Lewandowski.

Presidenta de la Casa Patria en Rosario, Sacnun asegura que en las elecciones de este año “se define el modelo de país que queremos”, y cuestionó a los candidatos que no viven en Santa Fe: “No tienen la menor idea de lo que pasa, tienen que aprovechar la campaña para conocer la provincia”.

Los que estuvieron en las negociaciones de la lista reconocen que Cristina dejó en claro que apoyaba su candidatura y que la quiere nuevamente en el Senado.

—Me honra muchísimo. De alguna manera también expresa el reconocimiento al trabajo, no sólo mío sino de todo un equipo de compañeras y compañeros en el bloque. En mi caso, en estos casi seis años, hice un trabajo en base a lo que fue el contrato electoral por el que asumimos en 2015. El apoyo de Cristina me honra y también es una mayor responsabilidad, fundamentalmente con la sociedad santafesina y el proyecto del Frente de Todos.

En 2019 la unidad en la diversidad le permitió al PJ ganar la Gobernación de la provincia. Ahora, pese al pedido del presidente y la vicepresidenta de la Nación, hay internas. ¿Por qué no se llegó a un acuerdo?

—En 2019 también hubo una Paso, el proceso de unidad se construyó después de la interna. Pese a que hicimos esfuerzos y que lo ideal hubiese sido no ir a una Paso, como lo pidieron Alberto Fernández y Cristina, tenemos que tratar de construir a través de las Paso un debate de ideas, sin descalificaciones, que finalmente permita que todos y todas confluyamos en la oferta electoral que le hagamos a los santafesinos para noviembre.

De todos maneras, hay un hecho objetivo: Santa Fe es una de las pocas provincias donde el Frente de Todos no tiene lista de unidad.

—La verdad es que hay Paso también en el resto de la oferta política, con lo cual me parece que no hay que dramatizar. Lo que hay que tener es la grandeza que se tuvo en 2019, cuando María Eugenia Bielsa, que perdió la interna, acompañó a Omar Perotti para que todos pudiésemos trabajar en la campaña que desembocó en el triunfo en la provincia. Confío en que ahora será de la misma manera.

En el momento del armado de las listas, su nombre encontró resistencias. No se cuestionó su trabajo ni su lealtad. Pero se hizo hincapié en que usted es muy poco conocida entre la ciudadanía como para ser candidata. ¿Qué piensa? Y en todo caso, ¿por qué después de seis años en el Senado es poco conocida?

—Yo he tenido una enorme responsabilidad en el parlamento. Cumplí un rol importante, tuve a mi cargo la comisión más determinante del Senado, que es Asuntos Constitucionales. A la hora de analizar candidaturas también hay que tener en cuenta el nivel de imagen positiva. Recorrí la provincia, pero no lo hice en campaña política sino para estar en contacto con los distintos sectores de la sociedad con los que teníamos que dialogar para sacar las mejores leyes para Santa Fe. Si usted me pregunta, creo que podría haber encabezado el binomio al Senado. Pero en el marco de una construcción colectiva hay que tener la grandeza de deponer los posicionamientos personales pensando en el conjunto. Hoy el mejor candidato para encabezar la fórmula al Senado es Marcelo Lewandowski.

—Usted lleva seis años en el Senado y ahora va por la reelección, ¿cuáles serán sus prioridades si resulta electa?

—Los temas estratégicos de la provincia, que deben ir vinculados al proyecto de país. Por eso no es lo mismo para Santa Fe fortalecer al gobierno del Frente de Todos que ir hacia un modelo como el que está reivindicando Juntos por el Cambio, que es un modelo económico y social que fracasó, destruyó el aparato productivo y el empleo. En estas elecciones se define el modelo de país que queremos, como lo dijo Alberto Fernández en el video de apoyo que mandó para el lanzamiento de la lista Celeste y Blanca.

¿Qué rol tiene Santa Fe en el modelo de país del Frente de Todos?

—Tiene que cumplir un rol activo, con sus singulares características sociales, económicas y sus recursos humanos. No es casualidad que, pese a la pandemia, estemos comenzando a ver señales de recuperación en la provincia. Esa recuperación económica está vinculada a los sectores industriales, agropecuarios, a la economía del conocimiento, que tiene un despliegue importante, fundamentalmente en Rosario. Tampoco es  casualidad que las más de 30 mil netbooks que se van a aplicar al programa nacional “Juana Manso” se fabriquen en una industria rosarina.

Pese a esos indicios positivos de los que usted habla, muchos encuestadores sostienen que el gobierno enfrenta un escenario electoral complejo.

—Si bien las encuestas pueden ser una buena herramienta, más importante es el contacto directo que tenemos como dirigentes con los santafesinos. Lo que veo es que pese a las innumerables dificultades que todavía persisten, hay un reconocimiento del pueblo de la provincia tanto al gobierno nacional como al provincial en cuanto al manejo de la pandemia y a la campaña de vacunación. A la manera en cómo se acompañó a los sectores del trabajo, al sector productivo. Santa Fe fue una de las provincias más beneficiadas con la IFE y los Repro. Billetera Santa Fe es una de las políticas del gobierno provincial que va en el mismo sentido. Y me parece que toda la inversión que se está haciendo en infraestructura (como las rutas nacionales 33 y 34), en las universidades públicas de Rosario, del Litoral y Rafaela, demuestran la importancia de un gobierno nacional y un gobierno provincial que van de la mano. En septiembre vamos a hacer una excelente elección y estoy convencida de que en noviembre vamos a salir victoriosos.

¿Cómo evalúa la gestión del gobierno provincial?

—Los santafesinos van a reconocer el esfuerzo del gobierno nacional, del presidente y la vicepresidenta, y también del gobierno provincial. Perotti recibió un gobierno con múltiples dificultades, tuvo que fortalecer todo el sistema de salud, que era el caballito de batalla del Frente Progresista pero que sin embargo no se hallaba en condiciones para enfrentar tamaña consecuencia de una pandemia. Y la verdad es que ni en la provincia ni en el país vimos situaciones de colapso del sistema sanitario y esa valoración se verá reflejada en las urnas.

Hace dos años, Marcelo Lewandowski competía por primera vez en una elección. Ahora encabeza una lista para el Senado de la Nación, por delante de dirigentes con una larga trayectoria política. ¿Cuál es su mirada?

—Con Marcelo venimos trabajando juntos desde que fue electo senador por el departamento Rosario. Es un dirigente comprometido, que se parece a su pueblo. No es menor, en un momento en el que tenemos tantos candidatos y candidatas que no son de la provincia; son de la provincia pero viven en otro lado, no tienen la menor idea de lo que pasa acá. Tienen que aprovechar la campaña política para conocer Santa Fe. Con Marcelo tenemos la garantía de que estamos frente a un dirigente que conoce a su gente, que conoce a Rosario. El presidente lo dijo, proviene de un sector que no es la política, si bien es un militante de muchos años; viene de otro tipo de tarea, en la que se ha manejado con ética y responsabilidad, lo mismo en el Senado de la provincia. Que él haya sido en su momento candidato por el espacio de María Eugenia Bielsa también habla de que estamos generando una lista con un sentido plural y diverso, le da amplitud a la propuesta, y eso es clave para enfocarnos en la post pandemia.

Recién recordó que Alberto Fernández elogió a Lewandowski. Y aunque no lo nombró directamente, el presidente también expresó su afecto por Agustín Rossi, el adversario que tienen en las Paso. ¿Qué valoración política hace usted de Rossi?

—Tengo una alta valoración política, es un gran dirigente. Tengo, además, un afecto personal por él. Es importante que en esta etapa discutamos proyectos, ideas, miradas políticas, sin caer en agravios y descalificaciones. No lo hago con nuestros adversarios políticos, menos lo haría con un compañero.

Habló de los desafíos que vendrán con la post pandemia. ¿Cuáles son?

—Generar empleo y oportunidades, construir una sociedad más justa. Tenemos que lograr que nuestras pibas y pibes se puedan quedar en el lugar en que nacieron o en el que elijan para vivir. Esos van a ser los grandes desafíos que va a tener la post pandemia, no solo en la Argentina sino en el mundo. Necesitamos una dirigencia que le introduzca a la política un rostro humano.