La pregunta que baja de Buenos Aires a militantes y referentes políticos santafesinos y que en los grupos de whatsapp retumba, es por qué el Gobernador de la Provincia no firma el pedido de juicio político contra Horacio Rosatti.

En primer lugar debe recordase que esta CSJN destrabó el pago de la deuda que Nación tenía con la Provincia.

Aclarar, a su vez, que Omar Perotti ha venido tomando decisiones que tienen directa relación con permitir que los grupos privados de la salud vayan manejando la salud pública provincial y en donde se afirma, hay involucrado algún miembro del máximo tribunal de justicia.

Pero también, esta CSJN, en su momento, forzó un fallo sobre Autonomía Municipal que habilitó al Gobernador para que instale dicho tema en la agenda pública e ir directamente contra los derechos de lxs trabajadorxs municipales y su paritaria. A esa decisión se sumaron una serie de dirigentes, iniciativas legislativas, y organizaciones que plantearon la cuestión, en su gran mayoría, partiendo de necesidades propias o muy específicas (sin una mirada o propuesta más global), lo cual hizo que hasta ahora la cuestión no avanzara.

Es decir hay intereses económicos y políticos y devolución de gentilezas. A esto podríamos sumarle ya con un carácter más subjetivo el hecho de que el Gobernador tiene una mirada ideológica muy afín a los sectores de poder dentro y fuera del territorio provincial.