Desde el Frente Juan José Valle, consideramos necesario llamar la atención sobre determinados aspectos de la política provincial, en momentos en que los grandes grupos de poder, asentados dentro y fuera de nuestro territorio, recrudecen su accionar en defensa de sus propios intereses y negocios.

Asumiendo la difícil tarea de enfrentar al poder neoliberal que tenía como cara visible a Mauricio Macri durante el periodo 2015-2019, la ex Presidenta Cristina Fernández y el actual Presidente Alberto Fernández, desarrollaron estrategias que permitieron formar un Frente partidario que tuvo la capacidad y potencia para derrotar, electoralmente, a la propuesta del macrismo.

En este período de tiempo donde, lamentablemente, la pandemia distorsionó totalmente el escenario local y nacional, y lo que debería haber sido un impulso para reafirmar y reajustar los objetivos básicos: buscar el bienestar del pueblo, se fue diluyendo en nuestra provincia entre excusas de “incendios” y urgencias.

No obstante, el Gobierno de Alberto Fernández no dejó sola a Santa Fe. Numerosos recursos nacionales fueron volcados y lo siguen siendo para obras de infraestructura, programas sociales de todo tipo, y para afrontar la lucha contra el COVID 19.

Sin embargo, con el correr de los meses el Gobernador Omar Perotti fue dejando en evidencia su perfil ideológico y a qué tipo de intereses es funcional o sirve.

Una de las primeras señales negativas del Gobernador Omar Perotti, fue el bloqueo del proyecto presidencial de intervención de Vicentín amparándose en la necesidad de la participación de la Provincia, pero en los hechos abortando la iniciativa que ponía en el centro de la escena la soberanía alimentaria, el manejo de los granos, el funcionamiento de los puertos, entre otros tantos elementos a ponderar.

Su falta de definición ante las diferentes iniciativas sobre el Dragado y Balizamiento del complejo Paraná/Río de la Plata, cuando son evidentes las presiones de los grupos económicos, las multinacionales y sus referencias institucionales para que este servicio siga privatizado por un lado, y distintas referencias políticas y sociales que proponen la estatización del mismo por el otro, marca claramente a qué sectores beneficia su postura.

En el tema de Pandemia, no habían pasado horas cuando, frente a las disposiciones nacionales, desde la Gobernación se hizo conocer que Santa Fe no adheriría en paralelo con Córdoba y Entre Ríos – hecho no fortuito- para luego a la semana decir públicamente que estaba en consonancia con las medidas anunciadas por Alberto Fernández. Recibió a padres autoconvocados, dilató el cierre de actividades productivas y comerciales, y sostuvo la presencialidad en las escuelas, entre otras tantas medidas que, no sólo no dieron resultados, sino que agravaron la, ya por sí, saturación y crisis del sistema sanitario santafesino.

Y por último, su posicionamiento por el tema del cierre de la exportación de carnes, deslegitimando la medida presidencial, en el mismo momento político en que la Mesa de Enlace lanzaba su protesta contra la medida del Gobierno Nacional, tampoco es casual.

La fábula del escorpión y la rana, nunca como ahora parece aplicarse a la situación que acabamos de describir. Hay decisiones que se cuentan con dinero, otras con fotos, pero también con vidas, donde los trabajadores y trabajadoras de la salud, sus organizaciones sindicales, y de otras actividades esenciales, no fueron consultados para la toma de ninguna decisión importante en esta materia.

Desde el Frente Juan José Valle, hacemos referencia a la recuperación de la justicia social, la independencia económica y la soberanía política y, por lo tanto, creemos que el Gobierno de Santa Fe, con sus políticas y acciones, debe acompañar a Alberto Fernández, tal como el presidente lo hace sosteniendo acciones y realizaciones en cada pueblo y ciudad de la provincia.

FRENTE JUAN JOSÉ VALLE

Santa Fe, Viernes 21 de mayo de 2021.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.